Conciertos en el Pilar

Las fiestas del Pilar, se celebran cada año, la semana del 12 de Octubre en Zaragoza (España). En ella suelen tocar bastantes grupos el ámbito nacional, ya que durante toda la semana hay fiesta.

Este año, los conciertos más interesantes que había fueron: el jueves 12, tocaban Mägo de Oz, junto con Ankhara; el viernes 13 (la fecha ya se las trae) tocaban Hamlet con Freak XXI y Tierra Santa y más tarde Reincidentes Y Porretas.

Pues bien, como yo no soy de Zaragoza, mis entradas dependían de un amigo y sólo pudimos sacar de antemano la de Hamlet. Pero no tenía intención de irme de allí sin ver a Mägo de Oz, así que fuimos a comprarlas en taquilla. Allí ocurrió algo VERGONZOSO de verdad: en abrieron las taquillas casi más de 1 hora más tarde de lo previsto (el concierto se retrasó casi 2 horas) y ya se había formado una cola muy larga llena de melenudos impacientes por tener su entrada; al fin abrieron la taquilla, vendieron como máximo 10 entradas y dejaron en la estacada como a más de 100 personas en la mismísima puerta después de haber esperado 1 hora (los últimos en llegar). Pues bien, al final nos quedamos sin ver   Mägo de Oz ni a Ankhara y nos fuimos a un casal Okupa  donde podíamos fumar y beber a nuestras anchas.

Al día siguiente tocaban Hamlet, con Freak XXI y Tierra Santa (esta vez teníamos entrada).Empezaré por Tierra Santa, ya que abrieron la noche. La verdad es que ha sido en mi opinión el mejor de los 3 directos que les he visto, a pesar de que la gente no estaba muy volcada. Tocaron todas sus canciones del último disco “Tierras de Leyenda” y bastantes del anterior “Legendario”, pero lo que me sorprendió fue que no tocaran (como tampoco tocaron en el Rock Machina 2000) ninguna canción de su primer trabajo “Medieval”, ni siquiera la canción que da nombre al grupo. Otra cosa que no me acabó de gustar fue que al teclista lo tenían como en un rincón del escenario, y no se le veía casi nada, todo el protagonismo se lo llevaban las 2 guitarras y el bajo, pero supongo que el escenario no era demasiado grande tampoco. En general tocaron muy bien, quizás algún perdonable fallo de Ángel (cantante y guitarra) al cambiar la distorsión en el pedal para empezar los solos, pero como he dicho, perdonable. Por el resto decir que fue un conciertazo, y que la gente disfrutó mucho. Ah! Y una última cosa que encuentro a este grupo, pero supongo que será falta de experiencia en directo, es que se limitan a “presentar las canciones”; ese es todo su diálogo con el público: estaría bien, comunicar-se más, como Mägo de Oz por ejemplo, etc. Bueno, ahora sí que paro de criticar y dejo el concierto con una nota de 7 sobre 10, contando eso sí las condiciones y el ambiente en el que tuvieron que tocar.

El siguiente grupo fue Freak XXI: este grupo se creó a raíz de la separación del mítico grupo nacional Ktulu; de una parte salió el grupo en cuestión y de otra siguió Ktulu. Freak XXI es un grupo con unas guitarras fuertes, agresivas, pero lo que no me convence para nada en la incorporación de un Dj al grupo, que, totalmente contra mi gusto, cada vez va tomando más protagonismo. Las canciones son muy raras, meten tralla y en seco parece un festival de música electrónica, que queréis que os diga, no me gustan los Dj’s y menos en el Metal... Bueno, el concierto empezó movido (para aquellos que les gustaba) pero no podía ser todo perfecto: a mitad de concierto hubo un problemilla con la batería que nos tuvo durante un cuarto de hora a 2 velas, tiempo que podían haber aprovechado los del grupo para hacer alguna improvisación, algún dialoguillo cachondo, etc. Pero no, la gente esperando y gritando... para no morirse de frío, jejeje. Una vez arreglada la batería el concierto prosiguió. Y lo siento mucho pero no me hagáis contar más acerca de este grupo porque pueden empezar a entrarme arcadas...

Terminado su turno, era hora de Hamlet, estaban haciendo la gira de su último disco “El inferno” y demostraron que estaban en pleno estado de forma. Tocaron la gran mayoría de canciones de éste, así como muchas del “Insomnio” su penúltimo disco, y del “Revolución 12.111”, el anterior; además, alguna del “Sanatorio de muñecos”, segundo trabajo suyo y que significó la consolidación como grupo y la definición de lo que es su estilo actual, también dejaron caer alguna como “Irracional”, o “Perdón por vivir” o “Discriminación”. Con un J.Molly (cantante, vamos el que grita, jeje) muy participativo con el público, que tiraba el micro para que cantáramos nosotros las canciones o bajaba él mismo a cantarlas entre nosotros, nos volvimos casi locos gritando y pegándonos (abriéndonos paso). Aquí ya se había reunido todo el mundo al bollo, y era muy difícil mantenerse en pie. El concierto en general fue muchísimo mejor al que ya había visto yo años atrás, se les notaba más compenetrados, improvisaban más... pero algún fallo tuvieron a mi parecer: Molly, entre canciones BEBÍA AGUA Y NO CERVEZA !!!!!! ¿Qué le habría pasado? Bueno, el caso es que de tanto gritar es normal que opte por el agua, o se guardaría la voz para acabar de jodérsela en el pletórico final de concierto, en el que tocaron “Tu Medicina” y como no “Jodido Facha” aunque hicieron una versión de ésta última en la que intercalaron una paranoia por en medio al puro estilo “Irracional” que no me acabó de gustar, pero todo sea dicho, se lo podían permitir, y de sobra.

En resumen, a ver si el año que viene me pueden volver a invitar a Zaragoza (más les vale) que este año los pocos conciertos que pude ves se salieron.... Y DE QUE MANERA!!!!!!!!                                                                               

Nacx