© Jedbangers 1998-2001

  Principal
  Suscripción
  Archivo
  Especiales
  CD Reviews
  Reportajes
  Recitales
  Detector
  Cementerio
  Videos
  Mp3's
  Guestbook
  La Cerca
  Stuff
  F.U.C.K.
  Links
  Email
 
 
 
 

 

DIMMU BORGIR - KINTRAL - BEWITCHED  


Sábado 19 de Agosto Teatro Providencia

Todo comenzó a eso de las 8 de la noche de ese Domingo 19 de Agosto. Ya a esa hora comenzaba a sonar el Sr. Aldo y su banda Bewitched, sonido que llegaba hasta la entrada misma del recinto.

La verdad que a esa hora yo todavía estaba afuera esperando unos pases que nunca llegaron y veía como una larga fila esperaba aun entrar al teatro Providencia para prepararse a ver a una de las bandas sensación del black metal internacional.

Dentro de todo este ambiente previo, debo decir que presencie a metros uno de los espectáculos más tristes y que más impotencia me han dado en el ultimo tiempo. Por ello, me tomaré unas líneas para describirlo y dejarlo bien en claro. Creí que situaciones como estas eran algo ya superado, pero mis ojos veían lo contrario. La vieja historia de siempre. La policía tomaba a un fan detenido y lo metía dentro del bus policial. Hasta ahí, digamos, todo normal. Pero se notaba fácilmente por cualquier persona con mediana sensibilidad y algo de raciocinio,  la desesperación que este fan tenia. Estaba pintado y lloraba por que se iba a perder a quizás su banda favorita. Pero esto no fue entendido por Carabineros. Como la desesperación se apoderó del y lo llevo a hacer contorsiones de todo tipo (es cierto, se quería soltar para ver a Dimmu), los Carabineros no  encontraron nada mejor que “calmarlo” a golpes y patadas.

Yo creía que esto era parte de los ’80 y la dictadura militar. En fin. Hay males que parecen nunca terminar. Una vergüenza.

Una vez adentro, vi los últimos 40 segundos de la presentación de Bewitched, y la verdad, sonaban bastante bien. Tenían a su público fiel que coreaba cada palabra de Aldo con una pasión indescriptible. Espero que para ellos haya sido una buena experiencia como banda el poder haber teloneado a una banda de primera línea de la escena black mundial. De Kintral se podría decir que para estar frente a un público que estaba ahí solamente por Dimmu Borgir y pifiaría a cualquiera con tal de ver pronto a sus ídolos, cumplieron. Nada más. Creo que les faltó presencia escénica. En vivo no es solo la música, sino el espectáculo que se hace como un todo. Y con esto no pido a David Lee Roth, sino algo que lleve a la gente a moverse y no mirar sin reacción alguna. Lo que venia lo dejaria muy en claro.

Y bueno, finalmente lo que todos fueron a ver. Una de las bandas más grandes de la corriente más oscura del metal: Dimmu Borgir.

Con una introducción que llevó al máximo la expectación del público presente, la banda entro y de inmediato se gano la noche iniciando con “Master Of Disharmony” de Enthrone Darkness Triumphant.

Con una performance musical pocas veces vista (pero que no me sorprendió, ya que el día anterior había tenido la oportunidad de compartir con Nick Baker, ICS Vortex y Galder en la pieza del primero, la grabación que realizó Peter Tägtgren de una presentación de la banda en Alemania, material que será editado en un futuro próximo sin overdubs en disco), Dimmu Borgir dejó perpleja a la audiencia presente.

Si alguien no estaba seguro de que Dimmu Borgir aun mantenía firme su veta black de antaño, la primera parte del show fue un tapabocas. Sólo temas de Enthrone Darkness Triumphant y Spiritual Black Dimensions. Uno a uno salían estas joyas que desde donde yo estaba (al centro, delante de la mesa de sonido), sonaban a la perfección. Se que de los costados no se entendía mucho la guitarra de Erkekjetter Silenoz o los teclados de Mustis, pero creo que no era algo tan terrible.  Es mas, me comentaron que eso mejoro mientras avanzaba el show.

Ya habían sonado la mencionada “Master Of Disharmony”, “In Death’s Embrace”, “The Insight & The Catharsis”, “The Blazing Monoliths Of Defiance” y “Spellbound (By The Devil)”, y la verdad, solo habían pasado algo así como 30 minutos. La velocidad con la que tocaron era arrolladora.

Impresionante Nick Baker en la batería. Cuesta creer lo que hace con el doble bombo y las manos sobre su batería. Acá se notaba la técnica depurada al máximo. Si Horgh de Immortal fue potencia y velocidad en bruto, Baker es la versión depurada del ya mencionado. Realmente impresionante.

Y para que hablar de ICS Vortex (o Simen Hestæs). Aun no sonaba nada del material de “Puritanical Euphoric Misanthropia”, y en las pocas intervenciones que había tenido con su voz limpia, dejo a muchos sin palabras. Este personaje realmente canta y muy bien. Cosa que para la segunda parte del show se vio acrecentada con su agresiva forma de tocar el bajo y mas y mejores intervenciones.

Por su parte Galder (o Grusom), él más oscuro e intimidante de todos los músicos, ponía su cuota de sólidos solos y potentes riff, secundado con el seguro apoyo de Erkekjetter Silenoz en la guitarra ritmica.

Y tanto Shagrath como Mustis se mantenían fiel a las grabaciones de la banda en estudio. El primero con sus atmósferas oscuras y solos de teclado, y el otro poniendo su infernal voz al servicio de esta maquina de metal.

Es cierto que por su forma de tomar el micrófono se produjeron algunos acoples, pero fueron mínimos y creo que muy pocos se dieron cuenta.

Hasta aquí todo era increíble. Fallas mínimas en el sonido, y unas luces que apoyaban a la performance 100%.

Pero vino lo inevitable en todo recital chileno.

Cuando la banda se aprestaba a realizar un intermedio instrumental a cargo de Mustis en el rol principal perteneciente a su ultimo disco, la gran falla del show vino. No alcanzo a sonar ni 20 segundos el teclado cuando un fuerte ruido sonó por la amplificación y el sonido se había ido. Las pifias comenzaron y la cosa se ponía fea. Pero ahí se vio la inteligencia y profesionalismo de la banda.

Sin esperar mas, Nick Baker comenzó a golpear su bombo, y en cosa de segundos, todo el teatro lo coreaba con el clásico “Dimmu!!! Dimmu!!!” cada vez que sonaba.

Para cuando todo se arregló, la banda en vez de retomar el set donde había quedado, irrumpió violentamente con “Blessings Upon The Throne Of Tyranny”, uno de los temas mas destacados de su ultima placa “Puritanical Euphoric Misanthropia”, tema que a la postre, se transformaría en mi favorito con otro que tenían reservado para mas adelante. De aquí en adelante comenzó la promoción de su ultimo disco. Uno a uno caían “Kings Of The Carnival Creation”, “Puritania”, “IndocriNation” y “Absolute Sole Right”, cada uno recibido con euforia total, cosa que me sorprendió, ya que muchos acusan a este ultimo material de más accesible y menos black.

ICS Vortex a esta altura era un factor primordial, y se comía a Shagrath con sus voces limpias. Se me paraban los pelos cada vez que entraba y no cometía error alguno. Como ya dije, junto a Nick Baker, las estrellas de la noche.

Parecía que todo seguiría con más temas de “Puritanical Euphoric Misanthropia”, pero no seria así. Nick ya me había comentado que el final era la parte especial del show, y que sólo 6 temas del álbum nuevo sonarían, cosa que ya había pasado contando el fallido tema instrumental.

Shagrath realizó una pequeña introducción y gritando anunció lo mejor de la noche junto a “Blessings Upon The Throne Of Tyranny”: el ya clásico “Stormblast”.  Acá se desató la locura. El Body Surfing y Mosh se apoderaron de las primeras filas y le dieron un especial toque al tema. La cara de satisfacción y alegría de estos “oscuros músicos” no se podía ocultar detrás del sombrío maquillaje. Quizás nunca imaginaban una recepción así.

Shagrath agradeció la respuesta y aviso que lo próximo era lo ultimo.

“Mourning Palace” sonó rapidisima y mantenía la insanidad de las primeras al maximo. Y cuando se adentraban a la ultima parte del tema, un riff salió fuerte y claro de la guitarra de Galder y fue reconocido de inmediato en mi cabeza.

“Burn In Hell” de Twisted Sister atacaba como un ultimo regalo de la banda a su público. Muchos lo reconocieron, otros no.

La verdad es que hubiera preferido terminar con el tema anterior (No por que no me guste Twisted Sister, banda que personalmente la encuentro la raja, pero la versión me sonó cansada y sin la potencia justa para terminar el show), pero sabiendo que para la banda Twisted Sister es una influencia clave (como dato, Stay Hungry fue el primer album de Silenoz), fue algo totalmente entendible.

De ahí, la despedida y la promesa de volver.

En lo personal, se me hizo muy corto el show. No creo que hayan tocado mas haya de 1 hora y unos pocos minutos, pero sin duda cumplió, y muy por sobre mis expectativas. No creía que un sonido tan pulcro y perfecto como el de la banda se repetiría en vivo.

La verdad pense que el karma y fantasma de los recitales como el de Arch Enemy se repetiría. Pero no. Todos salieron contentos y satisfechos con lo visto. Y eso no se logra comúnmente en espectáculos de metal en Chile muy seguido. Y por eso, hay que agradecer y destacarlo.

LL HAIL DIMMU BORGIR!!!

Cristobal Lagos

Agradecemos a Andrés Padilla y Grinder Chile por facilitarnos la crónica.

 

 



Registrate en Mercado Libre, es GRATIS y nos das una mano 

RECOMENDAR SITIO
Tu Nombre:

Tu E-mail:

E-mail de tu amigo:

Comentarios:

Recibir copia: 


Los mejores productos para tu Pc
ROLDÁN Y EL
METALERO
Episodio # 5
22 - 5- 01

Comprate una playstation al mejor precio
ULTIMAS ADICIONES