Fiestas Vintage Vol. 1 / 12.05.2001 / Tabaco
Coda - Sin Ilusiones - Dragonauta


EL AÑO DEL DRAGÓN

Un frío sábado de otoño, despuntando su hora última en un oscuro y húmedo recinto, alrededor de 70 personas se convocaron, y casi sin saberlo formaron parte de un sórdido conjuro: volver a los valores más básicos del rock.

"Qué es esto que se levanta delante mío? / Figura en negro que se dirige hacia mi / Dios mío nooo!!!! / Oh nooo!" gritan los invitados sin poder huir de esta densa masa sonora que comienza a brotar de la nada.

"Una gran forma negra con ojos de fuego" hinca sus sonoros dientes y ya es tarde para regresar de este averno infinito. "Satán está sentado allí, está sonriendo".

"Esparciendo su magia" y mutando en "sonidos sumamente densos, a veces oscuros, a veces celestiales, hipnóticos y sumamente energéticos" fueron apoderándose de nuestras -no tan limpias- almas hasta hacer sangrar sus viejos y sucios despojos.

"El mundo de hoy es semejante a una cosa malvada" lo sé y a eso me remito.

"Hoy no quiero ver el sol / hoy me escondo de la luz", es por eso que ciegos a todo, son los oídos los que estallan, se rebelan y despiertan para alimentar esta mágica poción.

"Escupo mi veneno", es difícil empezar casi de cero -esto parecen querer lograr las bandas con las Fiestas Vintage que hoy comienzan- cuando no se cuenta con el apoyo de ningún medio masivo. Y no tanto, si se cuenta con la convicción y la fuerza que dan las nuevas ideas forjadas de corazón. Si bien "no se trata de una postura ni de una estrategia comercial" -eso lo sabemos- sino de "volver a las fuentes mismas, no sólo a nivel sonoro sino a nivel humano". Coda, Sin Ilusiones, Dragonauta, Culebra, Stonerwitch y Taura son las malvadas hechiceras que se encargarán de hacerlo.

Coda sufre de sobredosis de Kyuss. Aunque a simple vista, y a juzgar por las apariencias, podría haberse tratado de una banda de thrash metal. Pero no. La banda debutante demostró que puede meterse a la audiencia en el bolsillo de la mano de gigantescos riffs, buenos arreglos, algunas intrincadas sutilezas, mucho platilleo y zapadas inolvidables. Convidados de algunos viejos antepasados del argento terruño y no tanto, pero ciertamente originales y con la maldita frescura de los ojos de un niño asimilando en forma natural sus influencias. Pero esto es sólo el comienzo de una grata sorpresa que amanece hoy... habrá que mejorar algunas cositas -las voces son un punto débil- y seguir rockeando. Mágica poción #1: Hanglin, Burbujeo (galopante adrenalina demuestra que el desierto también puede estar en el patio de tu casa y 'El cielo en tus ojos'), El Totem, GTX, Shawarma, Los Sueños de la Dama Cósmica, Futura, Viaje a Ixlan.

Sin Ilusiones es acaso una perfecta muestra de cómo hacer buenas canciones sin abusar de estructuras rebuscadas. Empapadas de cierta tristeza que los acerca más a un sonido Radiohead que a la crudeza del rock hendriaxiano. Sentirse solo, triste, libre o desesperanzado a veces da buenos resultados. Y finamente se transforman en tonadas setentosas. Mágica poción #2: Te envuelve, Paraíso ('Jugando en el paraíso') y otras delicadas canciones de este trío suburbano.

Dragonauta tiene el preciso timing del doom en las venas. Injusto sería decir que estos chicos le han robado los patas de elefante a sus padres y disfrazado de dumbetas. No, en absoluto. Todo lo que hace Dragonauta es auténtico y no se trata de un revival barato de costumbres añejadas de los setentas. La música y su magia -intactas- han invadido toda su escencia y el proceso ya resulta irrefrenable. Cada vez más lejos de su demo cd debut, se muestran contundentes y poderosos evidenciando un crecimiento muy importante como compositores y también como interprétes, especialmente en el caso de Federico Wolman, el vocalista, panderetista y varios talentos más, mostrando nuevos matices en su voz que suena más sucia y podrida. Infaltables los "no dios mio no" y los "uaaaaaaaa!!!!" marca registrada dragonosa envenenando la audiencia. Un Libedinsky salpicando con la inagotable magia de sus dedos, más inspirado que nunca, y los inigualables aportes del bloque Mendez-Solito de una contundencia de mil toneladas. Acaso creen que exagero? Puede ser sólo a los ojos de quiénes nunca los han visto en vivo. Vale la pena comprobarlo por ustedes mismos. Al final, el Dragón henchido de fuego, nuevamente se preparará para quemar y asfixiar con furia sus ácidos corazones. Mágica poción #3: Astroinfierno, Guardián del Hongo, Profeta del Mar de entre las sombras de lo viejo y la fuerza incontenible de lo actual. Y Azufre, Bruta-Vu (el Hijo del Diablo), Antologia de un Hombre Santo, The SuperChrist, Human-Jackal God con el resplandor de antes y el poder supremo de siempre.

"Es esto el final, mi amigo? / No, no, por favor, no!" UAAAAAAAAAAAAA!!!! HAAAHAAAHAAA!!!!!!

Demon Cleaner