Make your own free website on Tripod.com

Rock in Rio 2001

LA CIUDAD DEL ROCK

Ese es el nombre que los organizadores de este evento decidieron darle al espacio fisico donde se realizaria esta tercera edición del Rock in Rio, que rezaba hasta el cansancio en su lema, “Por un mundo mejor”.
Estuvo situada en la Barra de Tijuca, uno de los municipios de Rio de Janeiro, en un espacio cerrado de 250.000 m2, donde se realizo la primer edición del festival alla por el año 1985, y que trajo a Sudamérica por primera vez a bandas de la talla de AC/DC, Scorpions y Judas Priest, entre otras.
La idea de realizarlo alli y no el Estadio Maracana (donde se realizo el segundo festival en 1991) era recuperar, según los organizadores, el espiritu que reino en el primer festival ,al aire libre, al estilo “Woodstock”o los festivales europeos, aunque seguramente la mayor capacidad numerica del lugar (y por ende la de la recaudación de boleteria), debe haber inclinado con mas fuerza la balanza que las cuestiones “sentimentales”.
El llegar hasta ahí, dependia desde que lugar de Rio tuvieras que transportarte; como dato curioso les cuento que este humilde relator estaba en Copacabana, uno de los lugares con mas concentración de turismo de Rio, y desde ahí el viaje te insumia una hora y media aproximadamente; con un pasaje que rondaba entre los 2.50 y 5 dolares, dependiendo si usabas los colectivos de linea o las camionetas particulares.
Los accesos al evento estaban bloqueadas por la organización del recital, de manera que desde donde te bajabas del micro, debias caminar un par de kilómetros  para llegar.
Durante este camino, habia “literalmente” un ejercito de cariocas, que en puestos ambulantes intentaban venderte de todo: remeras, comida, bebidas, gorros, bandanas, etc, y a los que la policia les cobraba 30 Reales por cabeza (unos 15 U$S mas o menos) para permitirles estar ahí; si no pagaban, iban presos.

La organización:

En algun momento se me cruzo por la cabeza, los problemas que podria traer el asistir a un recital al que iban un promedio de 200.000 personas por noche.
Si habria baños, comida, bebida, seguridad, etc, suficientes para un evento de semejante magnitud... y la respuesta es si, habÍa y de sobra. A excepcion del ultimo dia (el 21) en que hubo un record de publico de mas de 240.000 personas, durante todo el recital el transito por la ciudad del rock fue fluido, tanto el ingreso como el recorrido de los distintos punto de interes que habia dentro del lugar.
El ingreso por dia costaba 35 R$ (Reales), refrescos como gaseosas o cervezas 3 R$, lasañas si te agarraba hambre 6 R$; en los puestos oficiales de merchandising las remeras estaban a 30 R$ y los gorros a 20 R$.Y en todo el campo habia vendedores ambulantes vendiendo agua, jugos, helados, etc.

queens of the stone age al desnudo

Los escenarios:

El escenario principal, nombrado “Palco Mundo” impresionaba por su tamaño y arquitectura. Era un gigantesco domo, en el que pasarian las atracciones principales de cada dia. El escenario constaba de tres escenarios moviles, lo que permitia a las bandas armar su set completo mientras otra tocaba. Tres pantallas gigantes reproducían las imágenes tomadas por las mas de 30 camaras dispuestas para ese fin. Dos escenarios alternativos se hallaban a los costados del principal: uno la Tienda Brasil, donde actuaban artistas locales y la Tienda Raices, lugar reservado para bandas extranjeras; ademas de todo esto habia una gigantesca carpa donde todas las noches diferentes DJ`s de diferentes partes del mundo musicalizaban y hacian bailar a la gente que gusta de esa musica.

Las bandas:

PALCO MUNDO DIA 19/1

Ese dia comenzo con las actuaciones de las bandas locales Sheik Tosado y Pavilouh 9, que contaron con una dispar respuesta de la gente; ese dia el 70 % de las remeras que se veian dando vuelta eran de Iron Maiden y la ansiedad de su publico por verlos les jugo en contra a estas dos bandas... y tambien a lo que se venia después, aunque los de Paviluouh 9, promediando su actuación, lograron prender en la gente.

Queens of the stone age:  

Con el panorama que describia antes, los QOTSA salieron a tocar con un clima adverso, y hostil, aunque respetuoso en elsentido de que nadie arrojaba objetos al escenario. Al guru Josh Homme y Cia poco parecio importarle porque salieron a tocar con todo, excepto el bajista que salio completamente desnudo. “Feel good hit of the summer”, “Regular John”, “Lost art of keepin` a secret”, “How to handle a rope”, y algun cover de Kyuss fueron parte de un setlist que no desperto mucho interes en un publico que parecia desconocerlos por completo. Para los que si sabiamos lo que estaba ocurriendo arriba del escenario, nos fuimos contentos por habernos dado el lujo de ver a una de las mejores bandas, de una las nuevas tendencias mas importantes e interesantes de la musica pesada actual: el stoner rock. El recital termino con un Josh Homme arrojandose sobre la bateria, al estilo Kurt Cobain.

Sepultura:

andreas kisserEsta banda contaba con toda la hinchada local a su favor, pero creo que ni eso pudo disimular algo que ese dia fue mas que notorio: Sepultura ya no es lo que solia ser. Aquellos dias en los que “Roots” los puso en boca y oido de todos, son ya demasiado lejanos, y sin Max Cavalera, los Seps` parecen no encontrar el rumbo para el cual virar y lograr mostrarnos algo novedoso y renovador dentro de su sonido.  Hasta los huecos en el sonido de la banda, que hoy solo cuenta con una guitarra son demasiado evidentes, asi como la poca idea de manejar al publico que tiene el cantante, y que se nota mas aun cuando delega esta tarea en Andreas Kisser. Pero mas alla de todo esto la banda sonó por momentos ajustada (en especial Igor Cavalera, mortifiro como siempre) y desde el comienzo con “Roots”, enloquecieron a los cariocas.Hubo un momento de tensión, cuando una persona del publico logro subirse al escenario (desconozco como lo logro, la distancia de la valla al mismo era enorme) y fue sacado violentamente por los guardias de seguridad, a lo que los muchachos de Sepultura, con un buen gesto respondieron corriéndolos, obligandolos a soltarlo y permitiendole volver al fan, por sus propios medios al publico. “Troops of doom”, “Beneath the remains”, “Attitude”, “Slave new world”, “Refuse/resist”, “Territory”, y “Sepulnation” (un adelanto del proximo disco) completò parte del recital de Sepultura que se retiro de Rock in Rio, con una enorme ovacion.

Halford: metal on metal

Halford:

Rob Halford presentaba a la nueva banda que lo acompaña en su “Resurrección metalica” (Sic), y se valio de su categoría de leyenda para meterse a la gente en el bolsillo desde el principio con “Resurrection” justamente, tema que da nombre a su mas reciente disco. La banda sono ajustadísima tanto a la hora de sus propios temas, como cuando debieron “cumplir”, abarcando canciones de Judas Priest (Hellion, Electric eye) y Fight (Into the pit, Nailed to the gun). Llamo la atencion la casi estatica escena de un Halford impecable, y que estaba vestido (como era de esperarse) con cuanto cuero y tacha pudo encontrar por ahí. Lo de Halford en la actualidad es un regreso al mas puro heavy-metal, con el que se dio a conocer por todo el mundo, y que solo parece indicar una cosa, tal vez en un futuro cercano: un nuevo disco y gira al frente de Judas Priest.

Iron Maiden:

LA banda que esperaban las mas de 200.000 almas que poblaban Barra de Tijuca esa noche, subio al escenario pasadas la 1 de la mañana, cuando el calor, los apretujes, y los olores corporales hacian el estar cerca del escenario casi una misión imposible. “The wickerman” fue el primer tema y solo eso vasto para que la locura total estallara.

Iron Maiden dio un concierto excelente, con un Bruce Dickinson inspiradismo impulsando a la banda con una fuerza que ya parecia olvidada. Fueron la unica banda que montaron una escenografia especial esa noche, con una enorme reproducción del arte de tapa de “Brave New World” de fondo y una estructura de caños y manijas que Dickinson utilizaba de vez en cuanto para saltar de un lado al otro del escenario. “Fear of the dark”, “The trooper”, “The number of the beast”, “Hallowed be thy name”, “Run to the hills”, “2 minutes to midnight”, “The evil that men do”, “Iron Maiden”, el final con “Sanctuary”, y la promesa de Dickinson de que ese show seria un proximo disco en vivo de IM (otro mas ?!?!?!) La doncella paso por Rock in Rio y se robo la noche; asi termino el primer dia que pudimos ver… solo restaba el largo camino de regreso al hotel.

 

20/1

En este dia brillaron por su ausencia las bandas pesadas, pero mas alla de esto no me gustaria dejar de comentarles que Sheryl Crow dio un muy correcto show, que Neil Young conmovio con su rock primitivo y visceral, y que Dave Mathews Band brindo (se que este comentario puede hacer que me pongo a algunos lectores en contra) el MEJOR show de este Rock in Rio que yo haya presenciado, por su enorme musicalidad y frescura arriba del escenario. Reconozco que este ultimo comentario esta influenciado por el hecho de haber podido compartir el vuelo de San Pablo a Rio, con el mismisimo DM, y haber tenido una conversación con el, que lo revelo como una persona sincera, humilde y super-educada. Los artistas locales Elba & Ze Ramalho y Kid Abhela, habian comenzado la fecha de ese dia, interpretando musica tipica brasilera, algo mezclada con un rock mas tradicional.

21/1

Ese ultimo dia mas de 240.000 personas poblaron Barra de Tijuca, que fue mas Ciudad del Rock que ninguno de los dias anteriores; el calor dentro era insoportable y asombraba el hecho de literalmente “no poder moverse” en un lugar que acusaba una superficie de 250.000 m2... pero bueno asi fue, y no tardo en traer sus consecuencias. Hubo muchos desmayados y los negocios de tiendas de bebidas, comidas y ropa estaba atiborrados de gente.

Un poco antes de las 6 de la tarde subio al escenario la banda Diesel, ganadora de un certamen de bandas que se denomino “La escalada del rock”. Los finalistas de este concurso actuaron en el festival en la Tienda Brasil durante distintos dias, y Diesel por ser la vencedora obtuvo el derecho de tocar en el escenario principal. El set de Diesel fue breve, y por un confuso episodio no pudieron terminar su recital, cuando una persona de la comisiòn organizadora del evento, virtualmente entro al escenario al final de un tema y les comunico que sus minutos en Rock in rio, estaban terminados: Una verdadera lastima, ya que Diesel fue tal vez, la banda mas interesante de las locales que se presentaron durante todo el festival, mostrando un estilo pesado alternativo, con algunos toques de grunge, principalmente en las voces. Luego le siguió la banda local O Surto, que mostraron su rock “A-la-RageAgainstTheMachine”, con un cantante que rapeaba en un durísimo portugues. Nadie imaginaba la PARED sonica que se vendría después.

 

DEFTONES

Sorpresivamente, Chino Moreno y cia fueron desplazados del 3ª al 4ª lugar de la grilla de este ultimo dia; y por un lado fue mejor porque la ansiedad de este cronista por ver al fin a esta banda ya estaba llegando al limite. No hay palabras para comentar lo que fue Deftones esa noche del 21 de Enero. No tuve oportunidad de leer nada sobre la fecha de Velez con los Peppers, ni de hablar con nadie que haya asistido a la misma, pero rezo por ustedes para que haya sido al menos aproximada a la de Rio. Deftones fue una maquina perfecta; la voz de Moreno resonaba en cada rincón del lugar y era imposible ser indiferente a ella (la forma en que interpreto el tema “Elite” conmovio a mas de uno, incluido a quien les escribe). “My own summer (Shove it)”, “Feticeira”, “Change (in the house of flies)”, “Korea” son solo algunos de los momentos vividos en esa calurosa noche, y que dejaron en claro una cosa: hay Deftones para rato. Podran pasar las tendencias, y tal vez dentro unos 3 o 4 años nadie se acuerde que era Korn o Limp Bizkit, pero los Deftones, con ese gran album llamado “White pony”, intentan desmarcarse del mote Ñu metal y buscan su propio camino. No hubo bises (privilegio solo reservado a los artistas que cerraban cada fecha) pero si promesas de una pronta vuelta... bienvenida sea.

Luego de Deftones, subio la banda local Capital Inicial, y sinceramente, este cronista (cuyo cansancio se venia acumulando de dias anteriores) prefirió usar ese tiempo para refugiarse en los baños e intentar llegar los puestos de refrescos y alimentos para reponer energias.

 

SILVERCHAIR

Corria el rumor en la ciudad del rock, de que los Silverchair estaban molestos con el hecho de no poder cerrar ellos la fecha del 21/1 en lugar de los Red Hot Chilli Peppers. Y que por este motivo, los Deftones habrian sido desplazados del  3ª al 4ª lugar, que se les habia otorgado en un principio, en respuesta a una especie de “celos profesionales” del trio grunge australiano. Pero mas alla de esto, los SC dieron un buen show, ajustadísimo, con una base aplastante y con un Daniel Johns fallando en su posiciòn de front-man, casi sin lograr entrar en sintonia con un publico, que a pesar de esto, se prendio muchísimo con el show de la banda. “Tomorrow”, “Anthem for the year 2000”, “Freak”, “Pure massacre”, “Faultline” prepararon a la gente para el gran Final de Rock in Rio….

RED HOT CHILI PEPPERS

Y el final fue impresionante. Todo el mundo salto y bailo con los Peppers, ahora en su mejor momento en años, con un buen disco que tuvo ventas enormes, y el recicle de la formación mas clásica de la banda: Kiedis, Smith, Frusciante y Flea. Un bajo distorsionado anuncio que “Around the world” era el comienzo elegido, y de ahí en mas el publico festejaria cada uno de los temas del set, aunque los temas del disco “Californication”, fueron los que mas prendieron en la gente. “Scar tissue”, “Easily”, “Californication”, “Other side”, se mezclaron con clasicos de la banda como “Give it away”, “Suck my kiss” y “Under the bridge”. El final fue a todo fuego de artificio, que se extendieron por mas de media hora, y se habia terminado nomas...... eso era todo.

Balance:

Si es que se puede hacer uno. Este tipo de eventos quedan en la memoria de uno por mucho tiempo, y el haber podido ser parte de esto,fue algo muy especial. Quedan muchismimos recuerdos: los plásticos show de Britney Spears y Five, la pasión de un Neil Young que ya rockeaba cuando los antes nombrados ni siquiera estaban en los planes de sus respectivos padres, el amor que los brasileros sienten por su musica popular, la intención de los organizadores de que el recital se realizara de la manera mas fluida posible, las caminatas de kilómetros para conseguir un micro de vuelta el ultimo dia para luego volver arriba del mismo a paso de hombre, las montañas de basura al termino de cada dia, las nubes de tierra que se levantaban con cada “mosh” y el gustito amargo de que JAMAS vamos a tener un evento de semejante envergadura en la Argentina.

Digo yo, podemos siquiera soñar con un Rock in Buenos Aires? Nos interesa organizar algo que permita ver a banda internacionales y nacionales tocando casi de igual a igual? Que podemos pretender si después de un año como el 2000, desierto de visitas, y cuando finalmente logramos tener algunas de las bandas de las que les conté aquí, les respondemos tirando pasto, botellas y que se yo cuantas cosas mas, a una banda nuestra, nacional, solo que porque no nos gusta su música, su ideología o sus letras.....

Eso solo habla de una cosa: INTOLERANCIA, y lo único que hace es dividir, destruir y no crear, ni construir ni hacer que las cosas crezcan. 

Tal vez algún día podamos tener un Rock in Buenos Aires, hoy por hoy creo que no nos lo merecemos.

Esteban Cabral