Disco Clásico

A VULGAR DISPLAY OF POWER 

una creación de 

PANTERA

La Tapa

Los creadores

Phil anselmo (Voz)

D. Darrel (guit)

Vinnie Paul (bat)

Rex (Bajo)

Nota: en 1992, Darrel se "llamaba" Diamond, no Dimebag.

Ficha técnica

Editado en 1991 por ATCO Records

Producido por Terry Date y Vinnie Paul, co-producido por Pantera.

Grabado y mezclado en los estudios Pantego Sound Studio,Texas (RIP) durante 1991

Todas las canciones escrtitas y arregladas por Pantera.

       Tracklist         

  • Mouth For war
  • A new level
  • Walk
  • Fucking Hostile
  • This Love
  • Rise
  • No good ( attack the radical )
  • Live in a hole
  • regula People (conceit)
  • By demons Be driven
  • Hollow

 

Así Lo vé  Adrián Hernandez bajista de estados Internos

Comentar este disco de manera imparcial no me es del todo posible. Le dio a la escena de la música pesada un nuevo aire, tanto por la voz de Anselmo (garganta + melodía) como la impresionante perfonmance de Vinie Paul. Si bien Diamond Darrel no me parece un guitarrista virtuoso cumple un trabajo predominante en todos los temas. Lo único que no sobresale es el bajo, solo cumple con su trabajo, lo cual no es poco!!!. No encontraron un mejor título para el disco...aunque de vulgar no tiene nada... Si por casualidad no lo escuchaste trata de conseguirlo ya que vale el esfuerzo!

Adrián Hernández - Estados internos - 

 

A esta altura quien no lo haya escuchado es un maldito hereje. Así de simple. "Vulgar..." es demasiado como para ignorarlo, uno de esos discos que van más allá de los gustos. Alguien se anima a tirarse en contra de The number of the beast ? o acaso lo haría con Rust in Peace ? ni hablar de Master of Puppets. Este "segundo" disco (recuerden que en el momento de su edición muy pocos conocían el pasado glam de Pantera) de los texanos ya forma parte de los discos intocables del heavy metal. La clave está en la performance de Darrel, exprimiendo su Washburn al mango, destrozando todo lo que se cruce en el camino y si con eso no basta, Phil Anselmo dejó alma y vida en cada palabra,me animo a decir que las letras son las mejores, sin tener que llegar a la oscuridad de The great Southern trendkill (el disco) o a la grasada de Good friends and a bottle of Pills para llamar la atención. Anselmo afilaba el lápiz y se despachaba con tópicos que acaparaban al odio (mucho), amor, racismo, frustración, amistad, revolución, muerte y por sobre todo, daba la sensación de ser un tipo muy seguro de si mismo, que había aprendido de sus errores. El tiempo nos demostró que no era así, pero eso es otra historia.  Retomando el camino musical, la base de Vinnie Paul y Rex tuvo un protagonismo superior debido a la ausencia de guitarras rítmicas durante la mayoría de los solos de guitarra (con esto se buscó emular el sonido de Pantera en vivo) algo que sirvió - y mucho- , tal es así que en su más reciente lanzamiento lo volvieron a utilizar. El comienzo es demoledor:  imposible de resistir la seguidilla de agresión que deparan las primeras seis canciones: Mouth For War es una de las mejores composiciones de los 90's, por riffs, letras y sonido,  Inolvidable el machaque de A new level, el himno metálico que es Walk, la velocidad de Fucking Hostile, el poder de This Love y la adrenalina de Rise (con posterior cambio de ritmo y dejando en claro porque que el groove era una de las más importantes armas de Pantera). El final , con By Demons Be Driven y Hollow, no puede ser mejor, sobre todo por Hollow una balada que termina con Dimebag disparando riffs por doquier....bah, termina a lo Pantera. Vulgar fue un clásico al momento de ser editado y las dudas que tenían algunos fueron aniquiladas en los últimos año al ver que los setlist de Pantera en vivo  se basan en este álbum, eso lo dice todo. "Fucking...", "Mouth for..", "Walk"  y "A new..." las van a tocar hasta el día que Anselmo decida llenar sus venas con el jugo de caos que todos sabemos sigue tomando. Como dice esa línea de Mouth for War, "cuando canalizo mi odio para producir, no me resulta difícil impresionar",  Pantera canalizó todo su odio dando como resultado esta vulgar demostración de poder.

Hugo garcía

La música pesada sufrió un gran cambio de rumbo a comienzos de los noventas, de eso no hay dudas. Tampoco las hay si buscamos a los "responsables": la mayoría señala a los texanos de Pantera. Un sonido de guitarra asesino, así como los riffs y la base rítmica, sumados a un cantante súper agresivo, dieron como resultado "la nueva gran cosa". Si con "Cowboys From Hell" se habían asegurado una gran expectativa para un segundo intento, es con "Vulgar Display Of Power" que confirman que eran cosa seria. Es innumerable la cantidad de copiones que surgieron alrededor del mundo, algunos con condiciones y otros con no tanto. En 1992 Pantera era LA banda a seguir, a emular, todos querían ese sonido. Y no era para menos: el título lo dice todo, una exhibición de poder fuertísima y muy contundente. ¡Qué comienzo! ¡ Con "Mouth For War", "A New Level", "Walk" (un posterior himno) y "Fucking Hostile" seguidos es robo! Argentina tuvo la suerte de ver a esta banda en su plena furia a fines del '93 en una seguidilla de Obras memorables. ¿A qué apunto con este comentario? A que su furia no se expresaba sólo en las grabaciones, sino que cuando se presentaban en vivo ésta aumentaba. Nadie se acordó que Pantera tenía una carrera de diez años a sus espaldas, sonando como una suerte de Kiss. Nadie. "Cowboys..." se contabilizaba como la obra debut. Diamond Darrell creó un estilo guitarrístico por demás original, sustentado en unos grandiosos machaques y los violeros trataban de imitar a él y no a los virtuosos que pulularon la escena en los ochentas. Rex y Vinnie Paul conformaban una pared inquebrantable, sosteniendo de manera más que perfecta el estilo de la banda. Y Phil Anselmo también era EL cantante a seguir, no sólo por su voz, sino por su presencia escénica, por demás demoledora. ¿Demasiado para el "segundo" disco de una banda? Para nada. Hay quien dice que en la historia de la música pesada hay que nombrar como bandas pilares a Black Sabbath, Iron Maiden, Metallica, Pantera y Korn. Y si el pueblo lo dice, debe tener razón...

Juan Pablo Dominguez