Make your own free website on Tripod.com
 

 

© Jedbangers 1998-2001

  Principal
  Suscripción
  Archivo
  Especiales
  CD Reviews
  Reportajes
  Recitales
  Detector
  Cementerio
  Videos
  Mp3's
  Guestbook
  La Cerca
  Stuff
  F.U.C.K.
  Links
  Email
 
 
 
 

 

CRÓNICAS DE UN METALERO

por José Calvo

Primera parte

     En la oscuridad de la noche una débil chispa comenzó a materializarse una y otra vez. El encendedor ya no tenía piedra, tosía silenciosamente ligeros haces de luces, ya no los hacían como antes. Mi sombra mostraba su enojo arrojando el encendedor contra la pared, no se rompía, antes se desarmaban al primer golpe, ya no los hacían como antes, no. Recordé la publicidad de marlboro, la que prende el cigarro con una antorcha, que estupidez !

     Vivir del recuerdo, sumido en una infeliz nostalgia, no le hace bien a nadie. Pero estos son tiempos violentos, la desgracia de los hambrientos, los desocupados, los muertos en accidentes, los desaparecidos y la música pop. Mejor jugársela de callado, clavarse un vino para no amargarse, para olvidar.

       La banda va de mal en peor, al baterista lo llevaron al hospital por un coma alcohólico, casi se ahoga en su vómito. El violero y vocalista se desaparece y nunca sabemos donde está. El bajista es un pelotudo que vive al pedo buscando el sentido de la  vida mientras espera que le caiga algún laburo... triste no?...ese soy yo.

     Con 20 años toco en esos bares que no te dan ni para el pan, a la música la sentís pero no te da de comer. Es la decadencia de vivir solo y no poder llevarle sustento a un estómago vacío, un fracaso total. En fin, tengo la esperanza de que cambie nuestra suerte, puede surgir algún concurso donde nos hagamos conocidos y ganemos algo, que se yo. Si nos traga la tierra nadie lo va a lamentar...


     Hoy tocamos en lo del gordo Hernández, barriga mercenario que no te tira un mango al menos que le barras el lugar. “La sociedad de hoy exige TÍTULOS, cosa que ustedes no tienen, así que me barren TODO y me limpian los baños”, que gordo hijo de puta. Pero créanme que valió la pena, en medio del recital cayó José Larralde (el mismo), y aunque estuvo cinco minutos para mí fue suficiente verlo. Ni siquiera nos miró, tendría sus preocupaciones. Es como yo, poeta que debe ahogar penas con la música.

      Donde están los metaleros? No me lo preguntes, están en todos lados menos donde estoy yo, será porque no soy hermético, porque no me gusta Hermes Trimegisto o porque no le chupo la pija al perro. Me da igual donde estén. (Si me escuchara Ricardo)

       Pasado mañana hay un concurso de diez bandas metaleras, nos “embarcamos” en un bondi de 2x2 a tocar a la cárcel de Batán. Llevo mi bajo, medio cagado a palos, y un libro para leerle a los presos antes de dormir, el Necronomicon.

       En fin, después les cuento. 


    Dónde se metió el vocalista?


    Al fin lo encontramos, apoyado contra un contenedor 9 de Julio muy fumado, por los ojos parecía que lloraba sangre. Problema de él si se quiere morir antes, pero acordate que si lo hacés tu corazón se fibrila y te da una muerte súbita (es un mensaje del grupo de Drogadependientes).

     El recital en Batán estuvo muy bueno. Los presos se posesionaron  mal y tuvieron que poner orden porque no podía seguir. Cuando tocas te sentís un dios, los tipos sacuden la cabeza y te miran con respeto, pero después te ponés a pensar y te das lástima, porque sabés que después los tipos vuelven a la vida solitaria, luchando para no juntar el jabón y  les rompa el culo algún maricón que tienen por jefe...

¿ COMO SIGUE LA HISTORIA ?

Elegí una opción


Resultados Parciales







Registrate en Mercado Libre, es GRATIS y nos das una mano 

RECOMENDAR SITIO
Tu Nombre:

Tu E-mail:

E-mail de tu amigo:

Comentarios:

Recibir copia: 


Los mejores productos para tu Pc
ROLDÁN Y EL
METALERO
Episodio # 5
22 - 5- 01

Comprate una playstation al mejor precio
ULTIMAS ADICIONES